Uncategorized

El mindfulness en els transtorns alimentaris

L’entitat espanyola Asociación Mindfulness y Salud (AMyS) està formada per professionals de la salut (psicòlegs, psiquiatres, investigadors, professors, professionals sanitaris i docents) que comparteixen un objectiu: la promoció i formació de profesionales de la salut interessats en integrar l’atenció plena o mindfulness en la práctica clínica.

Partint de la base que la meditació en mindfulness millora la qualitat de las intervencions terapèutiques, aquests professionals busquen eixamplar aquesta pràctica a la societat a través de la seva aplicació professional. En aquest blog he decidit penjar una entrevista que l’AMyS, a través de Vicenta Orriach Navarro, ha fet a la psiquiatra de l’Hospital Universitari La Paz de Madrid, Carmen Bayón Pérez.

AMyS.- Muchas gracias Carmen por concedernos esta entrevista. La primera pregunta que creo es típico preguntar, es respecto a qué llevó a los terapeutas en general y concretamente a Vd. a plantearse aplicar la práctica de la atención plena a este tipo de trastornos. ¿porqué mindfulness para tratar los trastornos alimentarios?
menjar
C.B.- La idea de comenzar a aplicar técnicas de mindfulness en los trastornos de conducta alimentaria fué a partir de la experiencia clínica que tuve con determinados grupos de pacientes. En algunos casos predominaba un estado de desnutrición grave por la restricción en la dieta lo que se asociaba a una restricción cognitiva, esto hacía que olvidaran lo que se había hablado durante las sesiones y no conseguían centrarse durante la sesión, por lo que me dí cuenta que el “hablar” no iba a ayudar a estos pacientes. En otros casos, los pacientes presentaban un desbordamiento emocional lo que hacía que no pudiesen pensar con claridad, y por lo tanto tampoco podían expresar claramente lo que les ocurría. Me di cuenta de que la forma de trabajar en la que predominaba el hablar no servía en estos casos o en esos momentos y tenía que conseguir vencer este obstáculo y me acerqué a técnicas para trabajar desde lo corporal, desde abajo hacia arriba, todo el proceso sensoriomotor y el procesamiento de las emociones y una de las herramientas para trabajar en intervenciones desde abajo hacia arriba, es Mindfulness o las técnicas de Atención Plena.. Ahí fue cuando, hace ya de esto, 8 ó10 años, te metes en la exploración de distintas técnicas, de distintas terapias, y Mindfulness me enganchó, no sólo por el tema de los pacientes sino por mi misma. Es algo que me ha ayudado a mí a nivel personal, y en este momento, lo utilizo con la mayoría de los pacientes, independientemente del diagnóstico. Mindfulness es útil y beneficioso como herramienta en un proceso psicoterapéutico.

AMyS.-Como decías antes, Mindfulness facilita el aprendizaje en general.
C.B.-Exacto, por eso tiene cabida para cualquier patología.

AMyS.- En cuanto la distorsión de la imagen corporal que tienen estos pacientes ¿cómo se trabaja? ¿qué lugar ocupa la práctica de body-scan, del yoga?

“El mindfulness me ha ayudado a mí a nivel personal y lo utilizo con la mayoría de los pacientes. Es útil en un proceso psicoterapéutico”

C.B.- Pues, para la distorsión de la imagen corporal el body-scan, o sea, la observación del cuerpo, es fundamental. Enseñarles con conciencia plena a sentir todas las partes y tomar conciencia de cada una de ellas. Hay una alteración en el esquema corporal, donde algunas zonas corporales están impresas en la corteza con más fuerza y otras zonas quedan completamente desdibujadas. A través del body-scan, la revisión corporal, Mindfulness del movimiento con ejercicios suaves de yoga, se puede aumentar la conciencia interoceptiva.

AMyS.- ¿Existen estudios científicos que avalan este tipo de intervenciones terapéuticas demostrando su eficacia respecto a otros tratamientos?

C.B.- Sí. Existen estudios científicos, sobre todo en el trastorno por atracón y en bulimia nerviosa. La terapia cognitiva basada en mindfulness, la Terapia conductual dialéctica adaptada para trastorno por atracón y bulimia, y el entrenamiento en comer consciente diseñado por Kristeller, son algunas orientaciones que están trabajando en población con trastorno de la conducta alimentaria. La mayor parte de los estudios no son ensayos clínicos, no se comparan con otra terapia, y por lo tanto el diseño de estudios con mayor rigor metodológico se echa en falta, pero se está avanzando en este área. Creo recordar la existencia de un estudio en el que comparan la eficacia del entrenamiento en comer consciente (MB-EAT) con un grupo con una intervención psicoeducativa basada en terapia cognitiva y un grupo control en lista de espera. Se mostró que en ambos grupos había una disminución de la sintomatología depresiva y una disminución de los atracones. Sin embargo, sólo en el grupo asignado a MB-EAT se obtuvo una mayor internalización del cambio al mostrar cambios en el locus de control con respecto a la comida. Nos falta un seguimiento de estos pacientes, pero podríamos suponer que haya una persistencia de la mejoría. Lo que se ha demostrado en este grupo de trastornos es que la terapia cognitiva es eficaz, pero hay un elevado número de recaídas en el seguimiento. Quizás intervenciones basadas en Mindfulness ayuden a estabilizar la mejoría en el tiempo.
Además, al utilizar Mindfulness se trabaja con los pensamientos, con las emociones, con las sensaciones corporales, trabajas con la identidad de las personas

AMyS.- ¿Puede hacerse prevención con la práctica de Mindfulness previamente a presentarse el trastorno como tal? ¿Cómo se puede escapar a las corrientes actuales de prototipo de modelo, regímenes alimentarios, canon de belleza, campañas publicitarias….?

C.B.-Se hablaría más de la prevención en el contexto social. Eso es fundamental. Hay que cambiar los mensajes que se están mandando a través de la sociedad. Yo enseñaría a comer de forma consciente y eso tiene que ver con la educación, comer sin televisión, comer despacio, sin ordenador, comer hablando. Enseñar a los padres a que enseñen a sus hijos a comer de forma consciente, disfrutando de cada sabor, de cada olor, de cada color y agradeciendo el tener la comida en tu plato, delante de ti.

“Al comer de forma consciente distinguimos las señales de hambre y saciedad de las emociones, y por lo tanto dejamos de comer simplemente para callar las emociones negativas”

AMyS.- ¿Cómo conseguir practicar atención plena, cuando el paciente está en un momento de crisis, o alta gravedad de su trastorno?¿puede aplicarse en tales casos?

C.B.- No, no. cuando hay una escalada emocional y por tanto conductual, es muy difícil en ese momento realizar Mindfulness, a menos que hayan tenido un entrenamiento previo y lo estén utilizando en su vida diaria. Habría que distinguir. Si se trata de un trastorno grave, que lleve mucho tiempo, o que haya conductas muy disruptiva como que esté continuamente vomitando, si gravedad es eso, sí se puede trabajar con Mindfulness. Si se trata de un paciente dado que está en un momento de crisis, con un gran desbordamiento emocional, continuado, y esté en riesgo vital, creo que hay que hacer una contención y a lo mejor incluso hospitalaria. Hay pacientes muy graves, que en un momento dado están muy disregulados. Tampoco nos podemos creer que somos dioses o que esto es magia…..no, no.

AMyS.- Durante el tratamiento se presentan fases muy distintas, y supongo que las técnicas aplicadas no serán las mismas en todas ellas ¿cuáles serían las que se utilizan en cada fase?

C.B.- Es una de las cosas que no tengo claras y que sería una cosa a investigar. ¿Cuándo, o que tipo de práctica de meditación utilizar en cada momento? Si trabajas de forma individual con un paciente, efectivamente lo que vas a hacer es hacer una psicoterapia a su medida. Entonces vas a utilizar Mindfulness, vas a utilizar elementos de la Terapia Cognitiva, de la terapia narrativa, el hablar,…..cualquier herramienta, y las prácticas de Mindfulness las vas a introducir en la medida que tu veas que es el momento más adecuado. Y si trabajamos en grupo, ¿qué tipo de pacientes incorporas al grupo? ¿en que momento? Lo que se está haciendo ahora, es iniciar grupos e incluir pacientes con el objetivo claro de trabajar con los atracones. Por ejemplo en Terapia Dialectico Conductual trabajas con los atracones o con los vómitos, con la conducta problemática y quizás no te metes tanto en quién soy yo, que hago en esta vida, en relaciones interpersonales, lo dejas para después. No es tanto el momento de la enfermedad sino qué conductas son mas manifiestas en ese momento…

AMyS.- ¿Cómo se desarrollan las intervenciones, son las sesiones grupales, individuales, combinadas?

C.B. Depende de la terapia. En la Terapia Conductual Dialéctica lo trabajan grupal y no hay intervenciones individuales. Hacen terapia grupal de 20 sesiones. La Terapia de Aceptación y Compromiso, que no hay ningún estudio, pero puede ser válida, la utilizan a nivel individual sobretodo, muy dirigida al momento en que está el paciente. La terapia de “comer consciente” sólo hace intervención grupal. Los estudios que se han realizado han sido con intervenciones grupales, pero puedes hacer intervenciones individuales, tiene su sentido,

AMyS: ¿No es necesario entonces el trabajo en grupo?

C.B.- No. El grupo lo que da es la posibilidad de tener experiencias diferentes, no sólo es lo mío, es lo del otro también. Ese tema ayuda muchísimo y no lo podemos perder de vista. A lo mejor hay que hacer técnicas grupales en un inicio, pasar a individuales, luego de nuevo grupales…. estamos hablando de trastornos graves y crónicos muchas veces, si no los coges desde el inicio, que llevan muchos años…. y la bulimia suele llevar años, porque esconden las conductas, no aparecen antes en el tratamiento. Probablemente lo que necesitemos son terapias a largo plazo, dónde puedes trabajar esto, luego parar, volver con terapia individual, ahora trabajar grupal a nivel interpersonal, etc.

AMyS.- Lo que deduzco es que se trata de enriquecerse con todo, no tanto con un módelo básico y único sino una flexibilidad contínua.

C.B.- Si, esa es mi forma de trabajar de siempre.

AMyS.- ¿Cómo trabajar con los hábitos alimentarios y el fomento del autocuidado?

C.B. Hay un libro de Thich Nhat Hanh, Saborear, comer consciente, vida consciente centrado en esto, trabajar con los hábitos alimentarios y fomentar el autocuidado, no sólo a través del estilo de comer sino también a través de la comida. Nos enseña a comer de forma consciente, a abandonar los sentimientos de culpa y vergüenza que vienen de rumiar sobre lo que hemos comido y no comido, sobre el ejercicio que hemos hecho o dejado de hacer, nos enseñan a focalizarnos y vivir en el presente, el momento en el que tenemos el poder para poder hacer cambios en nuestra vida.
Al comer de forma consciente, con atención plena, escuchamos las señales de hambre y de saciedad, distinguimos estas señales más fisiológicas con señales que tienen que ver con las emociones, y por lo tanto dejamos de comer simplemente para callar las emociones negativas. El hacer ejercicio de forma consciente es mucho más gratificante, ser conscientes del cambio que se produce en nuestro cuerpo después del ejercicio, las nuevas sensaciones que aparecen, disfrutar de la plenitud.

“Con el mindfulness se aprende a escuchar al cuerpo, que dice la verdad. No se puede engañar al cuerpo”

AMyS.- ¿Y en cuanto a la impulsividad, los patrones autodestructivos, cómo los trabajamos con Mindfulness?

C.B.- Primero, Mindfulness es poder estar con el deseo o la emoción que da lugar a la conducta impulsiva, entonces Mindfulness es observar y describir lo que está ocurriendo antes incluso de que aparezca esa conducta, ya sea adicción, ya sea fumar, el atracón…. poder estar con las emociones, poder sentirlas, tolerarlas, experienciar que eres capaz de no responder de forma automática, lo que llamamos reaccionar. Desde ahí, puedes elegir con la mente sabia, eligo libremente, me responsabilizo de la conducta, no estoy controlada por los impulsos.

AMyS.- ¿Qué intervención se efectúa cuando existe una patología asociada, se interviene de distinto modo que cuando se presenta sólo el trastorno alimentario?

C.B. No realmente. Incluir técnicas de Mindfulness en un protocolo de tratamiento es bueno y efectivo siempre. Mindfulness es algo que ayuda en el desarrollo y crecimiento personal, para conseguir un estado de bienestar.

AMyS.- ¿Desde cuando se aplica este tipo de intervención con este tipo de trastornos, en España? ¿Está extendida su práctica?

C.B.- No sabría decirte con exactitud. Lo que yo sé es que cada vez hay más profesionales interesados en Mindfulness, cada vez hay mas gente que está haciendo entrenamiento en Mindfulness…., pero de ahí a que lo estén aplicando en sus consultas…….no lo sé. Mi impresión que puede ser equivocada es que estamos en los inicios en España, lo que están haciendo los profesionales es acercarse a ello.

AMyS.- ¿ Que características afectadas son las que mas se trabajan y mas pueden ser objeto de intervención? ¿impulsividad, pensamiento obsesivo, autoestima, etc.?

C.B.- Yo destacaría que lo que trabajamos con Mindfulness es la conciencia, la toma de la conciencia somática, la conciencia interoceptiva, esa parte que es fundamental para luego continuar diciéndote a ti misma quien eres. Se trabaja con las emociones, se ayuda a tolerar y regular la experiencia emocional y se trabaja con los pensamientos al observarlos, sin juzgar, sin quedarse enganchados al contenido, observarlos como hechos mentales que vienen y se van y que no tienen el poder de definir quién eres. Los pensamientos son a veces dañinos, nos engañan, con Mindfulness se aprende a escuchar al cuerpo, el que dice la verdad, no se puede engañar al cuerpo, sí nos engañamos con los contenidos mentales, están muchas veces distorsionados por el pasado. Entonces, yo diría que trabajas sobretodo aumentando la conciencia interoceptiva y trabajas sobretodo fomentando la integración. Si quieres ir a síntomas……es igual. Lo que trabajas es lo básico de quién eres, es más el self, ahora se habla del no self, pero bueno, trabajas con por lo menos saber quien soy yo en este momento, aquí y ahora.

AMyS: No queremos finalizar la entrevista sin agradecerle su colaboración, dándole especialmente las gracias por sus palabras, por compartir su saber con nosotros y sobretodo por la serenidad y el conocimiento que nos transmite. Muchas gracias por todo ello.

Queremos también desde estas líneas mostrar nuestro agradecimiento a Mª Eugenia Moreno García, psicóloga terapeuta y directora de la clínica de trastornos alimentarios CTA, en Valencia, por su amabilidad y asesoramiento en la preparación de esta entrevista, instruyéndonos sobre este tipo de trastornos y pacientes.

Podeu consultar l’entrevista original clicant aquí.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s